Connecticut Higher Education Trust (CHET) Connecticut State Treasurer

¿Por qué y cómo ahorrar?

Cuando comprendes las realidades financieras a largo plazo que te dejan los préstamos, puedes tomar una decisión informada acerca de cuánto necesitarás ahorrar comparado a cuánto necesitarás pedir prestado.
Envíe esta Página por Email

Y recuerda, no se trata de cubrir todos los costos para la universidad de tus hijos, se trata de ahorrar tanto como puedas.

El uso de préstamos y ahorros para pagar la universidad es una estrategia bastante común hoy en día, pero definitivamente hay factores que debes considerar al medir la importancia de los ahorros universitarios frente a otras prioridades financieras competitivas, incluyendo el impacto de la deuda en las ganancias potenciales del estudiante durante su vida y la forma en que ahorrando, comparado con préstamos, se acumula dólar por dólar. La buena noticia es que ahorrar no tiene que ser abrumador. Hay muchas prácticas idóneas que pueden hacer que el ahorro sea un proceso fácil y económico.


Ahorrar ahora o pedir prestado más tarde

Cuando se trata de cómo pagar por la educación superior, en lo posible es mejor ahorrar ahora que pedir prestado más tarde. Cuando estás ahorrando, el interés puede trabajar para ti. Cuando te prestan dinero, el interés puede ir en tu contra. De la misma manera que el interés compuesto en un período prolongado puede aumentar significativamente tus ahorros, el pago de intereses sobre un préstamo durante un período prolongado puede aumentar significativamente tu deuda.

Dado que las tasas de interés para préstamos tienden a ser más altas que las tasas de interés para inversiones, el costo puede ser asombroso. Dependiendo de la tasa de interés y los términos de pago, puedes pagar tanto o más en intereses que lo que era el préstamo original. Cuando añades el hecho de que los préstamos estudiantiles son notoriamente difíciles de pagar con la mayoría de los salarios iniciales y el impacto que pueden tener en la riqueza de una persona durante su vida, ahorrar más ahora tiene sentido financieramente.


529 Funded vs. Student Loan Funded Education: $113,000 vs $276,383

Fuente: Savingforcollege.com
Esta tabla asume hipotéticamente cuatro años de universidad (costo anual actual de $20,000) para un niño nacido hoy. Para cubrir ese gasto dentro de 18 años, tendrías que ahorrar $448 al mes (desde el nacimiento) en un plan 529 - un total de $207,456; $ 113,000 en contribuciones y $ 94,456 en ganancias, asumiendo una tasa de inflación conservadora del 5 por ciento de los costos universitarios y un retorno de la inversión anual del 6 por ciento. Si se tomara un préstamo por la misma cantidad para pagar la universidad en lugar de ahorrar e invertir, tu hijo o hija se graduaría con una deuda de aproximadamente $276,383 en préstamos. Esto se traduce en un pago mensual de aproximadamente $2,303 durante 10 años, asumiendo una tasa de interés del 6 por ciento por el préstamo. En otras palabras, la universidad terminaría costando $163,383 adicionales, o más del doble del costo a tu bolsillo, que si hubieras ahorrado e invertido por adelantado. Este cuadro es sólo con fines ilustrativos. El valor de la cuenta en las opciones de inversión no está garantizado y podrá variar con las condiciones del mercado.


Haciendo que ahorrar sea más fácil

Cuando se trata de ahorrar, hay algunos consejos y trucos que pueden hacer que el proceso sea fácil y sin preocupaciones.

Ahorra pequeñas cantidades semanalmente o mensualmente

No intentes ahorrar grandes cantidades que afectarán negativamente tus ingresos disponibles. Solo ahorra una pequeña cantidad e inviértela constantemente. No se trata de cubrir el costo total de la educación de tu hijo o hija, se trata de ahorrar tanto como puedas dentro de tus posibilidades.

Configura contribuciones automáticas

Una buena manera de ayudar a que tu cuenta crezca es asegurándote de que sea una parte normal de tus facturas mensuales. Las contribuciones automáticas hacen que las cuotas sean fáciles y predecibles, por lo que se convierten en un gasto regular y esperado dentro de tu presupuesto mensual.

Configura un depósito directo desde tu cheque

Si tú eres como la mayoría de las personas, cuando tu cuota se deduzca automáticamente de tu cheque apenas notarás la diferencia. Mientras tanto, tu cuenta puede crecer silenciosamente año tras año. Ésta es una excelente manera de crecer tu cuenta sin estrés.

Usa tus reembolsos de impuestos u otra entrada anual como un bono o una herencia

Si bien invertir de forma pequeña y constante pueden ayudarte a construir tu cuenta a un ritmo regular, las entradas ocasionales, como los reembolsos de impuestos u otras ganancias financieras inesperadas, son una excelente manera de avanzar. Agregar solo una entrada por año además de los pagos normales puede hacer una gran diferencia en la rapidez con la que tu cuenta crece potencialmente.

Invita a amigos y familiares a hacer contribuciones de regalos

Amigos, abuelos, tías y tíos, todos ellos quieren que tu hijo tenga éxito de la misma forma que tú lo deseas. Hazles saber acerca de la cuenta y lo fácil que es hacer una contribución de regalo. Es probable que ellos quieran ayudar y más aún una vez que sepan que las donaciones pueden reducir el ingreso sujeto a impuestos en su estado.

Consigue que tus hijos participen

¿Tiene tu hijo o hija un subsidio, una remuneración o un trabajo de medio tiempo? Anímalos a invertir una parte de ese dinero en su cuenta de ahorros para la universidad. Ayudar a pagar por su propia educación fomenta una mayor apreciación del dinero y ayuda a crear un sentido de responsabilidad monetaria temprano en la vida.